viernes, 30 de mayo de 2008

Parque Natural El Marjal de Pego

'>






Este paraje de 1248 ha fue declarado parque natural por el gobierno valenciano el 9 de enero de 1995. Este espacio natural protegido tiene un sistema dunar que se extiende al sur del río Serpis. Está conformado por espacios palustres y arrozales. La formación de este parque se debe al proceso de colmatación que sufrió una antigua bahía que la convirtió en albufera y que posteriormente continuó para convertirla en el actual marjal. Debido a ello constituye una extensión uniforme de carrizales con numerosas balsas de agua limpia siendo atravesada por una red de antiguas acequias.


Ríos
Dentro del parque natural nacen el Bullent, que flanquea el marjal por el norte y el Racons, situado al sur del paraje, que ha sido modificado y canalizado en diversas épocas. Al norte del paraje se sitúa el Serpis uno de los ríos más importantes nacidos dentro de la Comunidad Valenciana y que es responsable de la mayor parte de los sedimentos que configuraron la orografía del parque.

Flora
En la parte situada ai interior del paraje destacan las malladas con tarays y los juncales. El marjal propiamente dicho esta cubierto de carrizales y en sus canales y charcas existe una buena representación de vegetación subacuática. En el curso alto de los ríos, debido a la calidad de sus aguas, se conservan especies vegetales (y también animales) extinguidas en la casi totalidad de su territorio original.

Fauna
Las excelentes condiciones en que se encuentra el agua del marjal permiten que hayan poblaciones de invertebrados como las gambetes (Dugastella valentina, Paleomonetes zariquieyi y Athyaephyra desmaresti) o los petxinots (Anodota cygnea y Unio mancus). Entre los peces destaca la presencia del samaruc, auténtica estrella del parque debido a su escasez, o la colmilleja. Los reptiles más característicos del Parque son el galápago común y el galápago leproso.
La aves se encuentran muy bien representadas y constituyen, además de una de las mayores riquezas del marjal, uno de los principales motivos por los que ha sido aceptado en el Convenio Ramsar. Entre las especies nidificantes se encuentran: el zampullín chico, el somormujo lavanco, el avetorillo, la garza imperial, la cerceta pardilla y la cigüeñuela. El fumarel cariblanco es una de las especies más representativas. También destaca el calamón, especie hasta hace poco extinguida en la Comunidad Valenciana.